Gracias por tanto

No todo fue ayer

Luz en las tinieblas,
sal en todo,
raíz de tanto.
No estuve en el instante.
Te fuiste pensativa,
dulce, siempre atenta,
qué guapa te vi,
ya revestida para entrar
en lo celestial.
Cumplimos tu deseo.
Ya estás en el paraíso anhelante.
No llevaré flores
como me enseñaste,
lo intenté en vida.
¿Para qué esos ríos de pétalos,
cuando todo se nos fue?
Permaneces en la memoria,
me tiendes la mano,
te siento.
101 años, cuatro meses, veintisiete días
te coronan como reina de la solidaridad
que cual manantial brotará de generación en generación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s