The Finest Story in the World

Las vacaciones de los docentes son para llenar las alforjas de sabiduría, o al menos así lo creo. Las mías por motivos que no vienen al caso-aunque están relacionados con la docencia- comenzaron el 21 de julio. En un primer momento, me propuse adquirir las ediciones bilingües que todos los sábados saca el diario El País. En este entorno me he zambullido en el cuento del primer Premio Nobel (con acento tónico en la /é/) británico R. Kipling y a fe que me ha ilustrado, bien entendido que no es el primer escritor que se vale de un género literario para anticiparnos tendencias experimentales en las que, como tantas veces, el espejo es la lucha entre la ficción y la realidad. 

Sigue leyendo

Anuncios